¿Cómo debemos alimentar a nuestras mascotas en verano?

Perros

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)

El verano trae consigo altas temperaturas y diferentes hábitos, por lo que nuestras mascotas deben alimentarse de forma diferente. La alimentación, al ser un aspecto tan básico para su salud y bienestar, es importante entender cada una de las etapas por las que pasan nuestras mascotas y poderles dar lo mejor para ellos.

 

Para empezar, debemos tener en cuenta que, debido a las altas temperaturas, se recomienda que la comida sea más hidratada, sobre todo si hablamos de comida para gatos, que como en alguna ocasión hemos comentado, los gatos beben muy poca agua y debemos darles una alimentación muy variada. Es por esto que, para asegurarse una correcta hidratación, se recomienda combinar el pienso con comida húmeda para perros y comida húmeda para gatos.

Los perros siempre te pedirán algo sólido que les guste, pero a la vez debemos tener en cuenta que todos los animales, así como nosotros, comen menos en verano, así que no debemos sobrecargarle el plato con carbohidratos que no van a comer. Además podemos intentar algún truco para que coman fresquito, como poner el pienso en la nevera un poquito antes de darles de comer, pero ¡ten cuidado! Los animales no toleran tan bien las temperaturas en la comida como nosotros, así que debemos intentar que no el pienso no esté muy frío o muy caliente, ya que puede sentarles mal.

Un punto importante a tener en cuenta es que aunque nuestra mascota coma menos en verano, no significa que no necesite un mínimo de vitaminas, nutrientes y calorías para que su metabolismo y su energía no disminuya. De esta manera, lo que podemos intentar es dar de comer al nuestro amiguito en las horas más frescas del día, de modo que ellos mismos tendrán más hambre que, por ejemplo, al mediodía.

Además también es muy recomendable llevar siempre agua con nosotros en una botella de la que él pueda beber, ya que en los paseos ellos también tienen sed y si estáis por la playa o un lugar con agua corriente irán directamente allí a beber y podría tener problemas de estómago graves. Así como la botella debemos mirar el entorno del perro, puesto que en verano los cuencos de la comida y el agua se ensucian mucho más por el calor, sobre todo por el calor, así que debemos mantenerlos súper limpios o cambiarlos de vez en cuando, puesto que sino no van a comer y el agua sucia puede atraer a mosquitos muy perjudiciales para nuestros animales.

22 agosto, 2018 | 0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *