Los cuidados de las tortugas de tierra

Reptiles

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4,29 out of 5)

El cuidado de nuestras mascotas es sumamente importante en todo momento. Es imprescindible ofrecerles un ambiente en el que puedan sentirse totalmente cómodos; así podrán tener una vida plena. También resulta imprescindible ofrecerles una alimentación equilibrada, que les dé cada uno de los nutrientes y vitaminas que necesitan. Así pues, las tortugas de tierra no son la excepción.

A pesar de que estos animales tienen una apariencia sumamente robusta, la verdad que los envuelve es otra. Al momento de tener tortugas terrestres como mascotas, tendremos que ser sumamente cuidadosos. Estos animales siempre requieren una atención en especial en todo momento.

Es imperativo darles de comer cada uno de los vegetales que necesitan para que su organismo no se vea afectado por un desequilibrio en la comida. También deben tener un entorno limpio que les ofrezca un hábitat adecuado a su naturaleza. Por estas razones resulta imprescindible saber cada uno de los cuidados de las tortugas de tierra. De esta forma nos evitaremos problemas que pueden ser lamentables.

A continuación te diremos cada uno de los aspectos que necesitas conocer de las tortugas. Así podrás brindarles todo lo que necesitan y su salud estará en inmejorables condiciones.

Cómo elegir la tortugas de tierra adecuada

tortugas de tierra

Para poder tener una tortuga en casa es muy importante escoger la que mejor se acople a este contexto. Lo mejor que podemos hacer es elegir tortugas que hayan nacido en un ambiente de cautividad. Esto no representa ningún tipo de problema, ya que podemos hallar diferentes tipos de tortugas cautivas en las tiendas de animales sin ningún problema.

En ningún momento hay que seleccionar a una tortuga que pertenezca a un hábitat natural salvaje. En primer lugar esto va en contra de las reglas, existen diversas especies de tortugas terrestres en vías de extensión y favorecer este tipo de comercio es algo inapropiado.

Además, las tortugas que provienen directamente de un ambiente natural pueden ser portadoras de múltiples enfermedades peligrosas y por lo general tienen parásitos intestinales que pueden afectar seriamente al humano.

También, debido a su condición salvaje, si tenemos a una tortuga de este tipo nos será imposible crearle un hábitat adecuado dentro de casa. Esto, sin duda, afectará seriamente su salud y es capaz de conducirla a la muerte.

Aspectos a considerar

Al momento de comprar una tortuga en cautiverio hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta. No debemos adquirir una tortuga que dé la sensación de estar hueca al momento de sostenerla en la mano. Que tenga los ojos hundidos o saltones, o que tenga burbujas en su nariz.

Si observamos a una tortuga que posea las características antes mencionadas es muy probable que sufra una enfermedad grave en las vías respiratorias. Cuando adquirimos una tortuga lo mejor es que no entre en contacto con las otras tortugas de tierra que están en casa, así evitaremos que les transmita una enfermedad de la que no nos hemos percatado.

Al momento de comprar una tortuga lo más recomendable es llevarla al veterinario de inmediato. Este nos dirá si el animal padece algún tipo de enfermedad o si tiene parásitos que pueden poner en peligro a nuestras mascotas.

Hábitat de las tortugas terrestres

tortugas de tierra

Este apartado es uno de los más importantes. Cuando la tortuga llega a casa debemos elaborarle un ambiente propicio para ella. La zona donde habitará el animal tiene que ser acorde a su tamaño. Una pecera puede ser el sitio ideal para esta mascota. Así  no se verá afectada por las corrientes de aire.

La altura de la pecera tiene que ser de unos 20 o 30 cm. El suelo tiene que estar compuesto por arena, piedras redondas y hojas secas. No hay que olvidar ponerle un recipiente de agua que sea de un tamaño mediano.

Albergue de las tortugas de tierra

Este punto está sumamente ligado al anterior, también forma parte de su hábitat y modo de vida. Las tortugas pequeñas pueden vivir en grandes terrarios sin ningún problema. En la estación de invierno lo lógico es conservar a las tortugas en el interior del hogar para que no sufran los embates del clima.

No es recomendable que las tortugas terrestres deambulen por la casa libremente, estas podrían meterse en muchos problemas. Debido a que son animales que tienen mucha fuerza, podrían abrir puertas sin problemas o serían capaces de esconderse en huecos o zonas que no estén cubiertas.

Si las tortugas están en un terrario lo mejor es que este sea lo suficientemente alto como para impedir que estas se escapen. Así no entrarán en contacto con los niños o con las otras mascotas del hogar. El sustrato a utilizar con las tortugas es el papel periódico. Estas no lo ingieren y cumple a cabalidad con su función.

El terrario se debe iluminar con tubos fluorescentes de espectro completo. Estos tienen que estar aseados en todo momento y se deben cambiar cada seis meses. Por lo general, las tortugas de tierra necesitan de 10 a 12 horas de luz diarias, también deben poseer calefacción y esta debe estar en el extremo del terrario.

La temperatura del terrario deberá rondar los 25 y 30 grados centígrados, esto permitirá que el organismo de la tortuga esté activo. En las noches la temperatura debe bajar a 5 o 10 grados centígrados.

El agua es sumamente importante. Las tortugas tienen que tener agua en abundancia que para que puedan beberla y bañarse en ella. El agua no deberá contener cloro ni otro tipo de químico.

Hábitat al aire libre

Las tortugas pueden interactuar sin problemas con un ambiente abierto. Sólo basta con hacer un pequeño corral con tela metálica para que el animal no se pierda. Esta puede comer y tomar el sol de manera natural. Es importante que tenga un sitio con sombra para que pueda resguardarse de la luz solar.

Recordemos que los rayos del sol pueden matar a las tortugas si estas se exponen demasiado tiempo a estos. El lugar donde la tortuga estará al aire libre debe estar totalmente limpio. Así evitaremos que el animal ingiera piedras, hierva, pequeños vidrios, etc.

Alimentación de las tortugas de tierra

tortugas de tierra

Este apartado es, quizá, el más importante de todos. La alimentación juega un papel muy importante en la vida de todas las mascotas. Las tortugas terrestres son capaces de comer diversos tipo de vegetales que estén previamente troceados.

Entre los principales vegetales destacan: espinaca, lechuga, acelgas, diente de león, zanahoria, calabaza, etc. También puede ingerir frutas como manzanas, peras, tomates, entre otros. Debemos asegurarnos que tanto las frutas como los vegetales estén totalmente limpios. No deben tener pesticidas ni ningún tipo de químico.

Las tortugas adultas, totalmente desarrolladas, pueden ingerir alimento para perros cada cierto tiempo. Las tortugas en pleno crecimiento no lo deben hacer ya que el pienso acelera el proceso de crecimiento y provoca deformaciones en el caparazón.

Reproducción de la tortuga terrestre

Las tortugas de tierra se distinguen por se animales ovíparos (que ponen huevos). La hembra se diferencia del macho porque posee el plastrón (parte inferior del caparazón) plano y su cola es notablemente más larga. Los machos alcanzan su plenitud sexual a los 7 años y las hembras lo hacen a los 9 años.

La hembra pone los huevos durante los tres primeros meses del años y el número de estos puede ser de dos hasta doce huevos. La eclosión de los huevos se efectúa a los dos meses, aproximadamente.

Síntomas alarmantes en las tortugas

 

Debido a que las tortugas de tierra son animales muy difíciles de diagnosticar, a continuación te daremos un conjunto de síntomas que son de intervención inmediata si tu tortuga llegase a presentarlos.

  • Si ha ingerido flores como la photus, azalea o laurel de jardín puede que resulte en una intoxicación.
  • Cuando la tortuga estira el cuello o abre la boca es señal de que está intoxicada o que tiene problemas con las vías respiratorias.
  • Si no come, ni excreta en un período de tres días, es hora de llevarla al veterinario.
  • Al poseer burbujas en la nariz y secreciones en la boca y ojos puede que tenga serios problemas o alguna infección en las vías respiratorias.

Recuerda que la tortuga es un animal que necesita mucho cuidado. Si la protegemos como es debido podrá vivir hasta setenta años. Para ello es necesario que la llevemos al veterinario con regularidad; siempre necesitaremos la opinión de un especialista. Es la única forma de estar seguros de que la mascota esta en un óptimo estado y que se encuentra verdaderamente saludable.

9 septiembre, 2016 | 1 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4,29 out of 5)
¡Valora este consejo!

Hay 1 comentarios

  1. yo la tengo en un jardín que tenemos, y todo lo que es ensalada, zanahoria y este tipo de verduras cortadas, se las come mucho. le ponemos un plato y ella ya las va a buscar.
    si que es verdad que hay épocas que se esconde, pero puede vivir en el exterior sin problema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *