Cómo se alimenta la ardilla

Alimentación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 3,20 out of 5)

Seguro que las ves en los parques y has pensado alguna vez en lo monas que son. Pero si quieres tener una como mascota, lo primero que debes saber es cómo se alimenta la ardilla.

Las ardillas son pequeños mamíferos, dentro de la familia de los roedores, de cuerpo estrecho y cola larga y peluda. Suelen ser marrones, variando los tonos en función de la especie y la zona del cuerpo. Les encantan las zonas sombrías de los bosques y la baja montaña, donde viven en nidos en los árboles. Aunque tradicionalmente son animales salvajes, cada vez están más extendidas como mascotas domésticas. Si estás pensando en tener un roedor de esta especie, necesitas saber qué alimentos comen las ardillas.

Cómo se alimenta la ardilla

Al vivir en zonas boscosas, las semillas, bayas y frutos del bosque son el principal alimento de ardillas. A veces también recurren a huevos de pájaros que encuentran en nidos, o lombrices e insectos pequeños que trepen por los árboles. Pero lo que más les gusta son las semillas y frutos.

Como son muy ágiles e inquietas, encontrar alimento de ardillas les resulta fácil, ¡llegan a cualquier parte! Y al ser tan curiosas es común encontrarlas en bosques y parques frecuentados por el hombre. Si eres paciente se acercarán a ti para ser tus amigas.

Las ardillas son roedores omnívoros y ágiles acostumbrados a buscarse su propio alimento. Pero si las habitúas a dárselo tu, acudirán a ti en busca de comida y alguna caricia siempre que puedan.

Estos son sus alimentos preferidos:

  • Semillas
  • Frutos secos
  • Pequeños vegetales
  • Frutos del bosque
  • Gusanos
  • Huevos de pájaros
  • Plátanos (¡les encantan!)
  • Guisantes
  • Tomates
  • Uvas
  • Saltamontes
  • Maíz dulce
  • Pepino
  • Dátiles
  • Setas y hongos
  • Bayas
  • Grillos
  • Cardos
  • Avena
  • Diente de león
  • Pasas

Observar a una ardilla comiendo es realmente bonito, y te sacará más de una sonrisa. Se sientan sobre sus patitas traseras y sujetan la comida con las delanteras mientras roen con los mofletes llenos. Y siempre están buscando comida para guardarla por si en invierno no encuentran. Combina la alimentación de tu ardilla con piensos para ardillas, frutos y cereales, y la verás feliz.

No les des azúcares, pan ni alimentos procesados. Son muy sensibles, y ese tipo de alimentos les sentarán realmente mal a sus huesos y su cuerpo.

17 febrero, 2017 | 0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 3,20 out of 5)
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *