Agapornis: todo lo que necesitas antes de su llegada

Pájaros

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4,50 out of 5)

Los Agapornis son las aves del amor, necesitan atención constante por parte de sus dueños y algunos cuidados que debes tener en cuenta antes de llevártelo a casa.

Este tipo de ave es sumamente delicada, ya que requiere más afecto que cualquier otro tipo de pájaro. Los Agapornis son mascotas sociables y en todo momento tendrán que compartir contigo para que puedan estar en perfecto estado. No basta con ofrecerles una buena comida y un lugar para dormir.

Tener a un Agapornis resulta una labor de mucha paciencia y cariño. Por este motivo, a continuación te diremos todo lo que debe saber antes de la llegada del ave a tu hogar. Así estarás preparado para atenderlo como es debido.

Antes de su llegada…

  • Vivienda del Agapornis. Esto es lo primero que hay que tener en cuenta para criar esta ave. La jaula debe ser lo suficientemente grande para que convivan dos Agapornis cómodamente. Este tipo de loro no coexiste con otras especies de aves tales como canarios, pericos, etc. El lugar donde va la jaula debe contar con buena circulación de aire, luz solar y sin malos olores. La jaula debe ser amplia y de acero inoxidable, así nos será fácil conservarla limpia. Es recomendable lavar la jaula una vez a la semana. El agua debe cambiarse constantemente.
  • Para un correcto cuidado de los Agapornis, siempre tendrás que tenerle una pareja que le haga compañía. Esto es imprescindible, sino podría morir de soledad.
  • Antes de comprar al ave es recomendable que sepas sobre su potencia de voz. Es
    ta mascota es capaz de emitir fuertes sonidos; lo cual podría molestar a más de un vecino.
  • Es imprescindible que el ave reciba abundante luz solar. En los meses de invierno, o en las épocas frías, tendremos que sustituir la luz del sol por un bombillo ultravioleta de 5 watts. El bombillo tendrá que permanecer activo al menos durante tres horas al día.
  • Nunca ubiques la jaula del lorito en zonas donde hayan fuertes corrientes de aire.
  • Debido a que es un ave de zonas calurosas. Rociar su plumaje con un atomizador no estará demás.

Alimentación de los Agapornis

Estas aves tienen una dieta diversa y pueden comer diferentes tipos de alimentos. La mejor opción es siempre el pienso para aves. Este tipo de comida suele ser balanceada.

Los loritos del amor pueden comer alpiste, girasol y avena. También les podremos dar frutas blandas y verduras como la zanahoria. Las frutas y vegetales deben lavarse bien para que el pájaro no se vea afectado por infecciones o enfermedades. Recuerda no darle aguacate a tus Agapornis, es tóxico para ellos.

Una dieta perfecta se puede complementar con piedra caliza o una pluma de sepia.

Reproducción de los Agapornis

La reproducción del agapornis

Debido a que su vida transcurre en pareja es muy común que se le permita reproducirse. Sólo necesitará un nido dentro de la jaula. Pero si no tienes a quién regalar sus crías, lo mejor será no tener descendencia de la pareja de loritos.

Por lo general la hembra de la especie pone de tres a seis huevos. El período de incubación es de 23 días. Las crías permanecen con sus padres por un lapso de siete semanas (es aproximado porque la independencia se alcanza cuando la cría logra comer por sí sola).

Una vez que los Agapornis alcanzan el desarrollo total debes ponerlos en una jaula aparte. El período de incubación de las hembras aplica a todas las especies de estas aves. Ya sean Agapornis papilleros o Agapornis roseicollis.

Para una correcta reproducción será necesario contar con un buen nido. Este deberá ser de tipo caja, mimbre, o pita. Les da más intimidad y son más acogedores.

Signos de alerta

Las aves resultan muy difíciles de diagnosticar cuándo están enfermas. Si tu Agapornis muestra alguno de los síntomas que te diremos a continuación, deberás llevarlo al veterinario de inmediato.

  • Inactividad.
  • Plumaje descuidado.
  • Falta de apetito.
  • Diarrea.
  • Ojos hinchados.
  • Respiración agitada.
  • Falsa muda.

La mejor forma de tener Agapornis sanos es llevándolos al veterinario periódicamente. Al menos una vez cada tres meses. Un Agapornis cuidado correctamente al que se le ha dado mucho cariño puede durar hasta quince años.

5 agosto, 2016 | 3 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4,50 out of 5)
¡Valora este consejo!

Hay 3 comentarios

  1. He dado la máxima puntuación, porque son correctos los consejos; pero no hay que radicalizar. Yo tengo uno que recogí de la calle (le habían abandonado junto a otros animales, porque habían tenido un bebé); hace siete años, y nos llevamos muy bien, aunque es un poco «capullo» y no me deja hacer nada y pica todo, no ha echado de menos la pareja en cuanto a su comportamiento. Quiero mucho a mi Piolín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *